VEINTICINCO SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

07 febrero 2016

Mensaje Jornada del Enfermo

Jornada Mundial del Enfermo
Amor y misericordia en el centro
del mensaje del Papa por la
Jornada Mundial del Enfermo: Febrero 11, 2016 
TEXTO ÍNTEGRO AQUÍ >>>

(RV).- Se ha dado a conocer el mensaje del Papa Francisco por la XXIV jornada Mundial del Enfermo titulado “Confiar en Jesús misericordioso como María: “Haced lo que Él os diga” (Jn 2,5). El documento pontificio tiene como centro el pasaje evangélico de las bodas de Caná, definido por el Papa como “icono de la Iglesia”. La celebración de la Jornada Mundial del Enfermo será el próximo 11 de febrero en Nazaret “donde Jesús dio inicio a su misión salvadora”.


Explica el Obispo de Roma en su documento que “la enfermedad, especialmente aquella grave, pone siempre en crisis la existencia humana y trae consigo interrogantes que excavan en lo íntimo” y a veces puede ser de rebelión: ¿Por qué me ha sucedido justo a mí? Se puede entrar en desesperación, pensar que todo está perdido y que ya nada tiene sentido… y revela que en estas situaciones, por un lado la fe en Dios es puesta a la prueba, pero al mismo tiempo revela toda su potencialidad positiva. No porque la fe haga desaparecer la enfermedad, el dolor, o los interrogantes que derivan de ello; sino porque ofrece una clave con la cual podemos descubrir el sentido más profundo de lo que estamos viviendo; una clave que nos ayuda –añade- a ver de qué modo la enfermedad puede ser el camino para llegar a una cercanía más estrecha con Jesús, que camina a nuestro lado, cargando la Cruz.

Escribe el Santo Padre que esta Jornada Mundial del Enfermo, celebrada en Tierra Santa, ayudará a realizar el augurio que se ha manifestado en la Bula de convocación del Jubileo Extraordinario de la Misericordia, y en este sentido pide que cada hospital o cada estructura de sanación sea signo visible y lugar para promover la cultura del encuentro y de la paz.

Finalmente pide a todos los que están al servicio de los enfermos y de los que sufren que sean animados por el espíritu de María, Madre de la Misericordia.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por participar con tu comentario