VEINTICINCO SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

13 mayo 2015

Aprender a poner atención

Generaciones | Francisca Cox, Hacer Familia: Aprender a poner atención
¿Cómo lograr que mi hijo se concentre y lea mejor? es una pregunta a la que está acostumbrado el escritor Mauricio Paredes. Su respuesta apunta a cuidar hábitos básicos, como el sueño y la alimentación. Y al igual que Daniel Goleman, señala que para concentrarse hay que desarrollar el autocontrol.
Padres, profesores y especialistas coinciden en que los niños de hoy, nativos digitales, acostumbrados a la inmediatez y a la sobre estimulación a través de las pantallas, no logran concentrarse de manera adecuada, lo que les produce problemas de aprendizaje y también sociales a medida que van creciendo.
El problema, según el ingeniero civil y escritor Mauricio Paredes, radica esencialmente en la falta de horas de sueño adecuadas y en la incorrecta estimulación de los niños desde pequeños:
“Muchos padres me preguntan: ¿Cómo puedo hacer para que mi hijo se concentre y lea mejor? Yo les respondo con otra pregunta: ¿Cómo duerme su hijo? Lo primero es regularizar el sueño, que representa en gran medida, la salud mental de una persona. Suena obvio, pero suele olvidarse. Un niño debe tener unas diez horas de sueño reparador”, explica el autor, quien junto con dedicarse a escribir literatura para niños, se ha interesado por los avances de la neurociencia.

TÉCNICAS DE CONCENTRACIÓN PARA PADRES Y PROFESORES
Una buena forma de ayudar a los niños a concentrarse es “bajándoles las revoluciones” por lo menos una hora antes de irse a dormir: “No televisión, no consola de juego, no azúcar, no bebidas con cafeína. Una hora de tranquilidad previa al sueño basta “para bajarse de la pelota””, asegura Mauricio Paredes.

QUIEN MUCHO ABARCA…
Efectivamente los niños ahora hacen un montón de cosas, pero lo más común es que las hagan superficialmente. “Se quedan en los 140 caracteres o en el ‘me gusta’ y no profundizan en los contenidos y mucho menos reflexionan sobre ellos. El año 2009 la Universidad de Stanford hizo un estudio que mostró que los denominados nativos digitales que se consideraban multitasking tenían un mal desempeño multitarea comparados con otros alumnos que se definían a sí mismos como de “pensamiento lineal” (hacer una cosa, terminarla bien y luego hacer otra)”, comenta el escritor.
Respecto a la labor de los profesores para lograr la atención de sus alumnos, Mauricio Paredes recomienda una técnica que utilizó durante los años que hizo clases en la universidad: leer en voz alta 5 minutos antes de iniciar la clase. Señala que si se hace de manera lúdica, con inflexión de la voz y sobre todo con cariño, este pequeño truco lleva a los jóvenes o niños a un estado distendido, quedan preparados para pasarlo bien, ávidos de descubrir qué es lo que viene a continuación. “En ese momento uno logra la concentración de su audiencia en un 100%, por lo que luego el punto está en tener preparada una muy buena clase, para cumplir con esas expectativas y no decepcionar”, indica. También existe otra técnica muy antigua y divertida que consiste en respirar hondo todos juntos y contar de 10 a 1, lo que según Mauricio Paredes, tiene un beneficio instantáneo.
CONSEJOS PARA PADRES Y PROFESORES

1.- Pasarlo bien aprendiendo. Si no es así, nada funciona. 2.- Enseñar con preguntas, no dar todas las respuestas: ¿Qué piensas tú? ¿Cómo lo habrías hecho? ¿Qué crees que podría pasar? 3.- Aprender a estar sentados. Suena obvio, pero gran parte de los problemas de concentración vienen de una mala postura. 4.- Valorar el error. Que un niño diga “Está rompido” es un gran mérito, porque conjugó de manera regular un verbo desconocido. Felicítalo y enséñale que hay excepciones en el lenguaje. Si le preguntas a tu hijo cuánto es 2 + 2 y te responde “Mucho”, dale un abrazo, ríete y cómanse cuatro galletas. 5.- No sólo se deben preparar los niños, también los padres y profesores. La articulación entre la educación preescolar y primero básico es uno de los grandes temas en educación. Siento que se comete un error craso al escolarizar los jardines infantiles. 6.- La reflexión constructiva en base a la reflexión lleva a un estado superior al de la inteligencia: la sabiduría. Se pueden saber muchas cosas, pero ser un necio (como decía Milton).

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por participar con tu comentario