VEINTICINCO SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

17 enero 2015

Mártires del siglo XX

Buenos Días | Miguel Angel Ciaurriz
MAS CERCA LA BEATIFICACION DE MONSEÑOR ROMERO:
Los peritos del Vaticano han reconocido que la muerte de monseñor Romero, arzobispo de San Salvador, el 24 de marzo de 1980 fue asesinato por odio a la fe, es decir, martirio, “in odium fidei”. Lo que impulsó a sus agresores aquella tarde en que el arzobispo celebraba la misa en la capilla del hospital de los cancerosos no fue la simple intención de cancelar a un enemigo político, sino el odio contra el amor por la justicia y contra la predilección por los pobres que Romero manifestaba como eco directo de su fe en Cristo y de su fidelidad al magisterio de la Iglesia.
En el delirio sangriento que convulsionaba El Salvador durante esos años atroces, Romero fue el buen pastor dispuesto a ofrecer la vida para seguir la predilección por los pobres que es propia del Evangelio. La fe, reconocieron los teólogos del dicasterio vaticano, era la fuente de sus acciones, de las palabras que pronunciaba y de los gestos que llevaba a cabo en el contexto difícil en el que se vio obligado a operar y a vivir como arzobispo.

El precio de una opción | PEDRO ARMADA, SJ.
25 años de los mártires de la UCA
Se cumplen veinticinco del asesinato de Ignacio Ellacuría. Mataron con él a otros jesuitas Ignacio Martín Baró, Segundo Montes, Amando López, Juan Ramón Moreno, Joaquín López y López, y también a Elba Julia Ramos, que estaba al servicio de la Residencia, con su hija, Celina, de 15 años (Jon Sobrino, de la misma casa y comunidad estaba de viaje).
Les “ejecutaron” los miembros de un batallón militar del Salvador, bajo inspiración del Mayor Roberto d'Aubuisson Arrieta (1944-1992), con cobertura de espionaje, se dice, de la CIA. Quienes les mataron conocían bien sus movimientos (acababa de volver de España). Para "emborronar" su muerte mataron a sus compañeros y a las mujeres de la casa; no querían testigos.
El juicio por su muerte sigue aún pendiente y actúa como acusador el Ministerio Español de justicia que, a propuesta del ministro Francisco Caamaño, pidió el año 2011 la extradición de algunos responsables de su muerte.
Ignacio Ellacuría (1930-1989). Filósofo y teólogo católico, de origen vasco, de la Compañía de Jesús. Uno de los hombres más significativos de la Iglesia Católica del siglo XX. Fue profesor y rector de la Universidad Centro Americana (UCA) "José Simeón Cañas" de El Salvador, donde realizó una labor decisiva de dirección, organización y mentalización, colaborando estrechamente con Mons. Oscar Romero.
Asumió críticamente los movimientos de liberación de América Latina, al lado de Jon Sobrino, convirtiéndose en la voz más significativa de la iglesia y de la sociedad civil latinoamericana. Tomado de Vida Nueva 2.197.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por participar con tu comentario