VEINTICINCO SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

07 septiembre 2014

Los Hombres y las Fieras

Cultura y Vida | Lic. Pedro B. Grullón T, LMSC.: Los Hombres y las Fieras (Hallazgo del Tesoro Imperecedero)El hombre, ser social, libre, comunitario, con valores e inteligente por antonomasia, por ser dotado de raciocinio. Y como expresa Kierkegaard: “Persona abierta al Tú de Dios”. Es imagen de Dios. Las fieras, las bestias, en cambio, salvajes en mayor o menor grado. La ferocidad de algunos, especialmente en celo o hambre, los vuelve brutales, crueles… Dios creó a los seres humanos para el dominio y disfrute de la creación viviendo en hermandad, solidaridad, perdón y amor.
Parecería aberrante e inaudito cualquier parangón entre el único animal dotado de raciocinio e inteligencia y los salvajes. Sin embargo, las acciones y maquinaciones de algunos seres “humanos” (antihumanos) ofrecen sobradas razones para el parangón.
Una catástrofe reciente: ¿Quien o quienes maquinaron, dispusieron y ejecutaron la matanza de 298 personas del vuelo 17 del Boeing 777 que partió del aeropuerto de Amsterdam hacia el de Kuala? Y así otro avión perdido también en Malasia, otro caído en Francia, etc.
Enorme secuela de familiares, amigos y la población del globo herida y entristecida por la irracionalidad puesta en ejecución. Además, tantas guerras, especialmente ahora en la zona de Ucrania, medio oriente, etc... Energúmenos que hacen que la gente no viva.
Por otro lado cuantos crímenes se ejecutan, muchas veces pagados como un “negocio”. Cuantas desigualdades, iniquidades, cuantos atropellos intrafamiliares. Lo inaceptable e irresistibe es pensar que las agrupaciones de leones, panteras, tigres, leopardos… no maquinan tales atrocidades. ¿Es que muchos “humanos” luchan por el primer lugar entre los animales depredadores, destructores de la humanidad?
Ni que hablar de la destrucción de vidas en la abominable y múltiple tragedia de las Torres Gemelas en New York , que ha enlutado y nublado el día 11 de septiembre. ¿Hasta que punto las familias, las escuelas y otras instituciones tienen responsabilidad en el surgimiento de esos fenómenos destructores, de esos especímenes desviados de las orientaciones y fines de la humanidad? ¿Por que no saben identificar el verdadero tesoro en el trajinar por esta vida?
En contraste con los autores de las atrocidades mencionadas se ubican las personas con anhelo de paz, que irradian amor, sosiego, bienestar altruistas y actitudes humanitarias, practicando y viviendo el programa del Evangelio de Jesús. Eso conlleva vivir la fe, propiciar con gozo la felicidad ajena. El “quid” que distingue al hombre de los irracionales está en la razón, en lo espiritual, que le permite captar las esencias de todos los seres y vivir instalado en el mundo de los valores.
En la formación del individuo, la primera etapa es vital. La conducta observada por los niños, palabras, actitudes, control emocional, gestos, etc, y los juguetes sin influencia de propaganda nociva, deben monitorearse para que todo vaya acorde con las normas recomendables. La persona, imagen de Dios, perfectible “in fieri” debe encaminarse a la perfección y cuando cae en debilidad debe saber levantarse, con resiliencia tiene capacidad para sobreponerse a los defectos. Ha de procurar, usando algún grado de sindéresis, el equilibrio, la estabilidad de lo normal, la homeostasis. Esta designa la tendencia general de todo organismo al restablecimiento del equilibrio interno cada vez que es alterado. Así el humano depravado debe buscar el equilibrio, la homeostasis, liberándose del hombre “lobo”, “licántropo”,” vampiro” o “bestia” y dejando a las fieras la ferocidad.
“Si ustedes , pues, han resucitado con Cristo, busquen las cosas de arriba, donde esta Cristo sentado a la diestra de Dios. Pongan la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra”(Ef 3, 1-3). Así se va conformando el gran tesoro en la morada del Todopoderoso.
El afán de riquezas excesivas arrastra infelicidad y zozobra. Provoca males. Por qué y para qué tan quilométrica ambición en algunos que se proponen comprar o conseguir de cualquier manera medio mundo aplastando a otros e impidiendo que muchas familias alcancen el pan y la paz.
Las palabras del evangelista Lucas ayuda a buscar el tesoro: “Busquen el Reino de Dios por encima de todo lo demás, y El les dará todo lo que necesiten”(Luc. 12,31). Jesús quiere que la humanidad cambie como Nicodemo y busque el tesoro imperecero del cielo, no el tesoro efímero y perecedero de las cosas banales del mundo. Eso requiere gustar, saborear y procurar las orientaciones de las palabras bíblicas, hallar el camino correcto en el peregrinar por esta vida para habitar en el reino de los cielos por la eternidad.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por participar con tu comentario