VEINTICINCO SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

02 abril 2014

Tecnologías en las Aulas

Vivencias Eductivas | Siomary Cruz* El uso de las Tecnologías en nuestras aulasLa tecnología está presente en todo. ¿Cómo puedo aplicar todo esto?Hoy día, la tecnología está presente en todo lo que nos rodea, desde nuestro trabajo, comunidad, familia, escuela, en fin, todo lo relacionado con la vida cotidiana. Sin embargo, en el sector de la enseñanza, vemos que muchas escuelas no tienen los recursos necesarios para integrar la tecnología en el ambiente del aprendizaje. Muchas están empezando a explorar el potencial tan grande que ofrece la tecnología para educar y aprender, y se ha comprobado que con el uso adecuado esta herramienta ayuda a los estudiantes a adquirir las habilidades necesarias para sobrevivir en una sociedad enfocada en el conocimiento tecnológico
 Desde mi experiencia como educadora, puedo decir que la adecuada integración de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en los centros educativos como una herramienta más al servicio de sus objetivos; depende de múltiples factores, en los que puedo mencionar: la infraestructura física de muchas de nuestras escuelas, los programas y demás recursos educativos disponibles en el centro, así como también la formación del profesorado y la integración de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) en el currículum dominicano y en los procesos de gestión. Por tal razón, el diseño e implementación de nuevos programas de capacitación docente que utilicen la tecnología de manera efectiva es un elemento clave para lograr reformas educativas profundas y de amplio alcance tecnológico.
Para que la educación dominicana pueda disfrutar de los beneficios de las TIC en el proceso de aprendizaje, es esencial que los futuros docentes como los docentes activos, sepan utilizar estas herramientas ya que para poder lograr un nuevo avance es necesario capacitar y actualizar al personal docente, además, de equipar los espacios escolares con aparatos y auxiliares tecnológicos, como son: televisores, videograbadoras, computadoras y conexión a la red. Por otro lado, queda la cruda realidad de la educación dominicana, que nos ataca para integrar la tecnología en el aula va más allá del simple uso de la computadora. Sabemos que la República Dominicana es un país con muchos recursos, pero muy mal administrado. Aquí unos pocos son muy ricos y la gran mayoría vive en la miseria, y estamos en el siglo XXI y todavía no contamos con agua potable de calidad, energía eléctrica continua, servicio de salud mínimamente decente y mucho menos, recibimos una buena educación. Es triste saber que a estas alturas, existen escuelas con muchas deficiencias, y que además, contamos con profesores poco preparados, mal pagados y desmotivados; de un currículo educativo lleno de fisuras y tan pobre, que nuestros estudiantes no están a la altura de los de otros países. Asimismo, cuando son profesionales, se encuentran que no tienen las suficientes herramientas para competir en un mercado que cada día se vuelve más exigente. Estos estudiantes llegan con esas carencias a las universidades dominicanas en donde se encuentran también con otro sistema deficiente, poco riguroso y permisivo, que les da un título sin estar realmente calificado.
Sin embargo, apuesto a mi pueblo y que mis hijos y los hijos de los que me rodean, disfrutarán en los años venideros, de las innovaciones y las nuevas posibilidades didácticas que ofrecen las TIC para lograr que los alumnos realicen mejores aprendizajes y reducir, en la medida de lo posible, el fracaso escolar y que los docentes deberán optar y asumir un papel de liderazgo en la transformación de la educación y lograr reformas educativas profundas de amplio alcance en el continuo cambio tecnológico. Sé que desde mi rol, debo propiciar cambios en los objetivos, en los procesos de adquisición de destrezas y habilidades, relacionadas con la construcción de aprendizajes significativos en la búsqueda, análisis y organización del conocimiento y el dominio funcional de las tecnologías. Además, fomentar en mi accionar y en mis compañeros de trabajo, la capacidad para planificar el proceso de enseñanza-aprendizaje y evaluar los procesos utilizando las TIC, para crecer en lo profesional y personal con las competencias tecnológicas. *Estudiante de Maestría Recinto Emilio Prud'homme, Santiago.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por participar con tu comentario