VEINTICINCO SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

31 octubre 2013

Seminario Trata de Personas

Vida Consagrada.
SEMINARIO DE TRATA DE PERSONAS 
 “Sacar la piedra, desatar las vendas”
En ciudad de Panamá, se reunieron del 11 al 13 septiembre, representantes de diversas Conferencias y de las redes Um grito pela vida (UGPV), Red Kawsay, Red Ramá, miembros de la red internacional Talitha Kum, que desde la Vida Consagrada en América Latina y el Caribe, enfrentan el flagelo de la Trata de personas, en un contexto donde la creciente participación ciudadana, especialmente de mujeres y jóvenes, toma posición ante situaciones de exclusión, corrupción, impunidad, y un Estado débil.
El Mensaje emitido por los participantes en el seminario recordaron que "La arraigada desigualdad de nuestras sociedades, junto con una cultura consumista, encuentra en la Trata de personas su expresión más deshumanizante, aun cuando ésta pretende ser silenciada y mantenida invisible".
La trata de personas es una realidad indignante que afecta a 20,9 millones de personas en el mundo (Fuente OIT, Informe 2012), afirma el documento, hecho ante el cual la Vida Consagrada no puede callar ni resignarse, ya que la persona llamada al encuentro de alteridad, según el plan original de Dios, "es destruida al reducirse en mercancía descartable".  
La CLAR, en su Plan Global 2012 – 2015, presenta la Casa – Comunidad de Betania como icono orientador (Jn 11-12). Imagen provocadora de fe ante lo aparentemente definitivo, porque así como la muerte de Lázaro es decretada, el crimen de Trata de personas, entre las tres actividades criminales más lucrativas, es percibida como algo irremediable, afirman.
Lo mismo que en el Evangelio de Juan, la resurrección no es postergada para el último día, así también hoy debemos actualizar "gestos y palabras que afirman el Señorío de Dios sobre la muerte y el pecado, específicamente en el crimen de la Trata de personas".
"El mandato del Señor a “mover la piedra y desatar las vendas”, desde la riqueza de nuestros carismas, no permite una actitud de pasividad resignada, sino que nos provoca a emplear todos nuestros recursos para reafirmar la dignidad, para ponerle nombre a las buenas noticias que el Dios de la vida nos permite vislumbrar". 
Finalmente, nos dicen en su Mensaje:

"Percibimos y agradecemos como gracia ponernos al lado de otros sectores de la sociedad civil al servicio de la dignidad desfigurada y por esto nuestro renovado compromiso de trabajar en red dentro de la Vida Consagrada va de la mano con la búsqueda de alianzas con otras instancias y organizaciones sociales que han asumido enfrentar la Trata de personas, esclavitud del siglo XXI".

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por participar con tu comentario