VEINTICINCO SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

01 octubre 2013

Octubre, mes del Rezo del Rosario

Octubre: Mes del rezo del Rosario
* El rezo del Rosario es una tradición muy antigua y nace para que la gente sencilla, sobre todo la que no sabía leer y no podía leer la Biblia, tuviera una forma de meditación que le ayudara en su vida cristiana; por eso su método es la repetición y memorización. El Rosario se hace para contemplar los misterios de la vida de Jesús, reconociendo en María una mujer que se hizo discípula y misionera. Si hacemos el rezo del Rosario corriendo, repitiendo sin sentido todas las Ave María y sin meditar los misterios de la vida de Cristo, entonces estamos desviando su sentido.

* El Rosario Bíblico Meditado tiene su inspiración en la forma en que este se rezaba en la Edad Media occidental entre los años 1425 a 1525. En aquellos tiempos era costumbre recitar un pequeño pensamiento o meditación sobre la vida de Jesús y María antes de rezar cada una de las avemarías.
El Rosario Bíblico Meditado sigue esta manera de rezar el rosario. Toma su nombre del hecho de que casi en su totalidad las meditaciones proceden de las Sagradas Escrituras.
Su principal característica es que en él las meditaciones están ordenadas de tal manera que con cada cuenta del rosario se va desarrollando paso a paso el contenido del misterio en cuestión. Es por tanto, una forma fácil de mantener la presencia de cada misterio al tiempo que se van desgranando cada una de las diez avemarías.

* El Rosario misionero facilita la contemplación de los misterios de la fe, así como la oración de intercesión por los misioneros y su actividad evangelizadora en cada uno de los cinco continentes.
Antes de concluir el Año de la Fe, podemos intensificar la campaña de oración a la que nos invitaba el cardenal Filoni, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, al comienzo de este año jubilar; propuesta ratificada por el papa: "Me alegra alentar el proyecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y de las Obras Misionales Pontificias, en apoyo al Año de la Fe. Ese proyecto prevé una campaña mundial que, a través de la oración del santo Rosario, acompañe la obra de evangelización en el mundo y, para muchos bautizados, el redescubrimiento y la profundización de la fe".

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por participar con tu comentario