VEINTICINCO SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

26 mayo 2013

Carta a Mamá

Día de las Madres | Osiris Núñez, msc. Carta a Mamá…
Mi querida mamá, escribirte me es difícil porque son tantos los sentimientos que lleve en mi corazón que no encuentro las palabras adecuadas para expresártelos. Pienso que lo expresaría mejor dándote un fuerte abrazo y un tierno beso, pues un gesto así, expresa mucho más que tantas palabras. Este año quiero que sea diferente, no quiero llenarte de regalos como lo hacía antes, sino que hoy quiero tan sólo darte las gracias desde lo más profundo de mi corazón por todo lo que tú me has dado.

Pues durante nueve largos meses, sin queja alguna, me llevaste en tu vientre, y con dolor, pero sobre todo alegría, me trajiste al mundo. Me diste todo el cariño y la atención para que creciera. Tantas noches que no te dejé dormir, las preocupaciones que te causé cuando me enfermaba, o las veces que me llevaste en tus brazos a la vez que realizabas algún trabajo. Y luego comencé a caminar, a decir palabas que nadie las entendía, pero que te hacían sonreír de alegría y satisfacción. Después de unos años empecé a ir a la escuela y te enseñaba los garabatos que yo hacía y tú me decías que eran hermosos y me ayudabas a hacer las tareas. Cada año al pasar de curso, me recibías con abrazos y una sonrisa.

Y así, en cada etapa de mi vida siempre has estado a mi lado, no sólo como madre, sino también como amiga, confidente, consejera, guía. Siempre has estado a mi lado tanto en los momentos difíciles como en los momentos de alegría: juntos hemos reído y hemos llorado; siempre me has dado a entender y me has hecho sentir que mi vida es tu vida.

Te doy gracias por ser esa persona que me ha acompañado durante toda mi vida, que siempre ha caminado junto a mí, apoyándome en las decisiones que he tomado, en las acciones buenas y corrigiéndome cuando actúo incorrectamente. Te doy gracias porque tú has sido para mí el modelo de madre y mujer ejemplar, tierna, amorosa, dedicada, atenta; tu fortaleza en las situaciones difíciles es digna de alabanza y de imitación. Qué hermoso ha sido tu entrega a la familia, cuidando de cada uno de nosotros y de papá; tú siempre has sido el elemento armonizador en todos buscamos la unidad y la comprensión; eres el centro en el que nos reunimos y compartimos nuestras preocupaciones, nuestras esperanzas, nuestra alegría de ser una familia. Yo sé que no he sido el hijo perfecto, desde pequeñito era un poco desinquieto, y a veces desobediente, y aun hoy a veces cometo algunas faltas que sólo le causan a usted preocupación y dolor. Quiero pedirte perdón por esas actitudes mías que te han hecho enfadar, que han sido motivo de preocupación y sufrimiento para ti. Quiero pedirte perdón por las veces que no he sido el hijo bueno y obediente, por las veces que no he escuchado tus consejos.

Hay una estrofa de una canción que quiero dedicártela a ti: “Ay madre, ay madre, siempre cerca y siempre lejos, no te olvido porque te quiero. Te hablo como amigo, yo no tengo a quien darle el cariño que desde niño usted me ha regalado, me he acostumbrado tanto a usted que cuando estoy con otras personas quiero que sean como usted, pero como usted no hay nadie. Usted es una mujer de alma grande, una mujer hecha de amor, y como mujer y amiga es la mejor”.

Desde lo más hondo de mi corazón, con mucho amor: tu hijo…

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por participar con tu comentario