VEINTICINCO SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

19 abril 2013

Sabor a fruta madura


Cultura | Antonio Lluberes, sj.: “Sabor a fruta madura”. La foto adjunta es una lección de interculturalidad dominicana. La comparto y explico para aquellos que están más allá de la polémica “nacionalista” y legal del “jus soli” o “jus sanguinis “.
Escribo para aquellos que viven y creen que la sociedad es una integración de una variedad de fuentes, un sincretismo, una síntesis humana. Que todos derivamos de una eva genética que se va intermezclando y enriqueciendo a lo largo del proceso histórico. Para los que creemos en la fe de Jesús, “mi padre fue un arameo errante” (Dt 26,5) como reza un primitivo credo judío asimilado por el cristianismo. Somos una fruta madura de diferentes fuentes genéticas y corrientes culturales.
La historia de la foto sucedió en una reunión de las escuelas de Fe y Alegría de la zona Este del país en el centro Sor Ana Nolan de Consuelo.
Las jóvenes del conjunto de baile son del centro inicial y básico Atabeira del batey Nuevo Cayacoa de Los Llanos que interpretó la canción Campesina Dominicana cantada por Fernando Villalona bajo la dirección del profesor John Peter, también en la foto.
Sor Ana Nolan fue una religiosa canadiense que dedicó los años preferenciales de su vida al servicio de los jóvenes de Consuelo.
El profesor Peter es un descendiente de migrantes cocolos importados al corte de la caña. Las niñas son dominico haitianas, hijas de haitianos, braceros que han dado su trabajo al corte de la caña.
Las niñas estudian en el centro Atabeira. Atabeira y Cayacoa son dos nombres indígenas, quizás tainos. Antonio Lluberes, el gordito que está en el centro, es sacerdote jesuita, director nacional de Fe y Alegría, dominicano por los cuatro apellidos, pero con ancestros españoles y negros.
La canción de Villalona, es una adaptación de una cumbia colombiana. En la foto, sobre la pared, hay dos escudos.
El de Fe y Alegría – el corazón rojo y los niños dentro- quien convocó a la reunión, y el dominicano quien reúne e identifica a todos los presentes. No fue algo pensado, sino pura coincidencia.
Fruta madura que reúne variedad de fuentes y expresa la multiplicidad de la sociedad dominicana.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por participar con tu comentario