VEINTICINCO SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

08 abril 2013

Los Piercings y la salud dental

Salud buco-dental en familia | Dra. Alma Galán* Los Piercings relacionados con la salud buco dental.
El Piercing es una práctica muy antigua en un gran número de culturas. Desde hace un tiempo se ha puesto muy de moda el uso de ellos como señal de identidad para muchas personas.
Debido a nuestra mezcla de culturas, en las que se encuentra la cultura Africana, en nuestro país suele utilizarse mucho más que en otros donde no ha habido esta influencia cultural. De todos modos, como esta mezcla de culturas se ha extendido a casi todos los rincones del planeta, el uso de los piercings también.
La ADA (Asociación Dental Americana) se ha mantenido contraria al uso de estos artefactos, sobre todo a los que están insertados en el área de la lengua, labios y boca, por los riesgos que suponen para todos los tejidos duros y blandos de la cavidad bucal. Esta moda del uso de Piercings en el área de labios, boca y lengua, ha provocado un importante aumento de la asistencia a los odontólogos tras serias complicaciones que estos suelen producir. Pueden provocar desde recesiones gingivales (periodontitis o infección de las encias), infecciones, traumatismos, cicatrices (queloides), fisuras y fracturas dentales, hipersalivación (se le forma más saliva de lo normal), entre otras.
Dependiendo del área de localización del artefacto, estas lesiones pueden ser más y menos graves con respecto a la salud buco dental. El constante golpeteo del piercing sobre los dientes al mover la lengua, al hablar, comer, tragar, y hacer los movimientos normales del paciente, suelen producir cuarteamientos y fracturas que en principio pueden ser imperceptibles al ojo humano, pero máas adelante, cuando el paciente empieza a darse cuenta es ya porque la fractura del o los dientes involucrados, se ha dado.
De todas maneras, si el paciente insiste en usar los piercings en el área de la boca, hay algunas recomendaciones preventivas y de higiene que podrían hacer el cuadro menos dificultoso al momento en que se presente alguna situación producida por el aditamento.
1.- Higiene. Debe limpiar cuidadosamente el piercing después de las comidas, después de la toma de bebidas y cuando fume.
2.- Desinfectar. Debe utilizar un enjuague de clorexidina para evitar las recurrentes infecciones que puedan producirse.Utilizarlo durante una semana, una vez al día .Luego, dejar descansar una semana y volver a utilizarlo por una semana más. Alternándolo.
3.- Evitar el consumo de alcohol, tabaco y grasas para acelerar el proceso de cicatrización.
4.-Evitar tocar el piercing con la mano hasta que se haya cicatrizado totalmente la herida.
5.- Si aparece infección en el área del aditamento, hay que retirarlo de inmediato y acudir rápidamente a su odontólogo para que se determine si es necesario indicar antibióticos y/o algún gel con clorexidina.
6.- En el caso de las personas que hacen deportes y son portadores de piercings orales, deberán utilizar protectores bucales durante sus prácticas, a fin de evitar traumatismos o lesiones que pueden causar cualquier accidente.
7.- Se recomiendan las visitas periódicas al odontólogo para evaluar los tejidos circundantes al artefacto, y si se está produciendo alguna lesión periodontal o dental, que pueda diagnosticarse a tiempo con el fin de salvar a tiempo la lesión.
*Odontología familiar. Odontopediatría. Ortodoncia. Terapeuta familiar. Autora del libro Amor Saludable para ti y tu familia.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por participar con tu comentario