VEINTICINCO SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

13 junio 2012

Protección y Seguridad de las vías públicas

Muchas faltas y descuidos en las vías públicas justifican protestas de la ciudadanía. La ciudadanía paga para que le ofrezcan las atenciones y el cuidado necesarios, pero en materia vial y otros aspectos el país va al ritmo del cangrejo. Muchas calles lucen huérfanas de atenciones. Tramos largos sin iluminación, sin vigilancia policial, sin puentes para peatones y otras anomalías. En otros lares se toman las providencias necesarias para garantizar el cuidado, la seguridad y atenciones viales. Por ejemplo, en España, la Federación Española de municipios y provincias publicó la ordenanza para propiciar la seguridad y la convivencia ciudadana. Su aplicación efectiva, sin soborno de ningún tipo, es lo que establece la diferencia. Hasta legisla en cuanto a la presencia de animales en la vía pública. Esta es una de las causas de accidentes. En Puerto Rico se rigen por un Manual de Seguridad. Este fue revisado en 2012. Esta en la página Web www.metro.inter.edu/servicios. Hay que alabar la paciencia y tolerancia del pueblo, pues también se podrían efectuar protestas por los hoyos que afean las calles y permanecen largo tiempo,y provocan accidentes cuando los vehículos caen en ellos o cuando algunos conductores temerarios y aviesos y tal vez con sustancia ingerida, desechan los hoyos con distracción, zigzaguean e impactan otros vehículos. Y nadie responde por las piezas dañadas por los hoyos. En muchos tramos de las avenidas se necesitan, especialmente en curvas y aéreas peligrosas la instalación de barreras y defensas como dispositivos de seguridad vial. Por otro lado obstaculizan la visibilidad a los conductores los letreros, afiches, y bajantes propagandísticos. Otro descuido y peligro constituyen las patanas y camiones llenos, rebosados de piedras, arena… que dejan caer partes que lesionan a los conductores que se desplazan detrás. Se observan, además, animales muertos en las vías y hasta se pudren ahí como si no hubiera autoridades responsables. Eso no ocurre en otros países como Estados Unidos. Ahí la asistencia es inmediata y desaparece el problema. Otros aspectos de la salvaguarda de la ciudadanía que resultan descuidados en muchos tramos viales son: la señalización pobre o nula, tuberías pluviales dañadas, cumulo de basura, filtrantes sin tapa que suelen ser robadas por desaprensivos burlando la vigilancia de los responsables. Tampoco se supervisan los vehículos públicos, muchos de los cuales no reúnen las condiciones de seguridad, no garantizan la protección ciudadana. También constituye descuido y peligro para los peatones las aceras ocupadas .Ahí el transeúnte no disfruta del libre transito. El dia 6 de mayo 2012 aparece en Diario Libre un artículo de Erick Dorrejo: Vias Secuestradas. Ahí da a conocer el secuestro de las vías públicas incluyendo las aceras en franca violación a las disposiciones vigentes, como es la Ley 675 sobre urbanización, ornato publico y construcciones. ¿Qué se puede esperar en un país donde hasta el dinero del fisco, del erario se distribuye en forma cuestionable? A veces los más descuidados son los más necesitados. Y precisamente a esos debería ir la mejor partida para atender sus necesidades y ofrecer atenciones que mejoren la calidad de vida. Como buenos profetas de nuestro tiempo denunciemos los males, los descuidos, las irresponsabilidades y pongamos todo lo que esté a nuestro alcance para superar dificultades, evitar descuidos, mejorar las condiciones viales para que todos, con la ayuda del Señor, disfrutemos de un mejor país. Actualidad / Lic. Pedro B Grullón Torres (Lmsc)

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por participar con tu comentario