VEINTICINCO SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

25 abril 2012

El fenómeno de las redes sociales

Cultura | Orisis Núñez. Aristóteles decía: “El hombre es un ser sociable por naturaleza”, pues para satisfacer sus exigencias física y espirituales necesita vivir en sociedad, ya que al ser una criatura racional e individual, no es autosuficiente y requiere la ayuda y protección de los demás de su especie, por ello forma comunidades. Esta realidad se está reflejando claramente en el fenómeno de las redes sociales, las cuales están cobrando gran importancia en la sociedad actual, reflejando la necesidad del ser humano de expresión y reconocimiento. Las redes sociales las podemos definir como espacios de interacción social, en donde se produce un intercambio dinámico entre personas, grupos e instituciones que comparten gustos, preferencias entre sí, logrando un sentido de pertenencia y desarrollando un tejido que actúa por el bienestar de toda la comunidad. Entre las ventajas que estas nos ofrecen podemos mencionar: el reencuentro con conocidos; son espacios excelentes para propiciar lazos afectivos, como amistades o compartir intereses sin fines de lucro, compartir momentos especiales con las personas cercanas a nuestras vidas; diluyen fronteras geográficas y sirven para conectar gente sin importar la distancia; son perfectas para establecer conexiones con el mundo profesional; nos permiten tener información actualizada acerca de temas de interés, además permiten acudir a eventos, participar en actos y conferencias; la comunicación puede ser en tiempo real; pueden generar movimientos masivos de solidaridad ante una situación de crisis (por ejemplo, el 4% del PIB para la educación) y otras tantas mas. Pero también presentan sus desventajas y riesgo, los cuales debemos de tener muy presentes, por ejemplo, en las redes sociales se expone la vida privada, la vida íntima y personal tiende a hacerse pública, todo lo personal, el estado de ánimo, situación sentimental, problemas personales o familiares son expuestos; todos nuestros datos personales son presentados, los cuales pueden ser aprovechados para actos delictivos; y algo muy grave, las redes sociales pueden ser adictivas y devorar gran cantidad de nuestro tiempo, pues son ideales para el ocio, haciendo que nos pasemos horas y horas interactuando y nos olvidemos de la realidad, esto es, que nos encerramos en las redes sociales en donde aparentemente se lleva una vida muy normal, pero se vive preso del teclado, y también limitan las relaciones personales, las relaciones con la presencia real de la persona, pues se da el fenómeno de que por las redes sociales se mantiene una excelente sociabilidad con las personas , pero al momento de relacionarnos con las personas, al tenerlas frente a frente, hay un bloqueo total para interactuar con el otro. Por estas razones es necesario tener cuidado al momento de adentrarnos en las redes sociales, las cuales nos ayudan a una vida más abierta, a tener una mayor interacción con las personas, pero tener cuidado de que estas no nos encierren en sus trampas, llevándonos a ser individuos abiertos en la red, pero encerrados en nuestra habitación y ajenos a la realidad que nos rodea. Tecnología / Osiris Núñez

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por participar con tu comentario